Ángel con alas rotas...

miércoles, septiembre 20, 2006

"Por la Boca Vive el Pez"

-"Algo lo que me invade, todo viene de dentro
Nunca lo que me sacie, siempre quiero, lobo hambriento.
Todo me queda grande para no estar contigo.
Sabes, quisiera darte siempre un poco más de lo que te pido.
Sabes que soñaré, si no estás que me despierto contigo.
Sabes que quiero más,
no se vivir solo con 5 sentidos.
Este mar cada vez guarda mas barcos hundidos.
Tu eres aire, yo papel, donde vayas yo me iré,
si me quedo a oscuras luz de la locura ven y alumbrame.
Alguien dijo alguna vez por la boca vive el pez
y yo lo estoy diciendo,
te lo estoy diciendo otra vez.
Dime porque preguntas cuanto te he echao de menos,
si en cada canción que escribo corazón eres tú el acento.
No quiero estrella errante, no quiero ver la aurora
quiero mirar tus ojos del color de la cocacola
Sabes que soñaré, si no estas que me despierto contigo.
Sabes que quiero más, no se vivir solo con 5 sentidos.
Este mar cada vez guarda mas barcos hundidos.
No estas conmigo siempre que te canto,
yo hago canciones para estar contigo,
porque escribo igual que sangro,
porque sangro todo lo que escribo.
Me he dado cuenta cada vez que canto que si no canto no se lo que digo.
La pena está bailando con el llanto y cuando quiera bailará conmigo.
La vida apenas solo dura un rato y es lo que tengo para estar contigo
para decirte lo que nunca canto, para cantarte lo que nunca digo. "-
Fito y Los Fitipaldis
P.D.: La vida apenas solo dura un rato y es lo que tengo para estar contigo, para decirte, para cantarte, para sentirte, para tocarte...para tenerte conmigo...

jueves, septiembre 14, 2006

¡TÚ!

Viernes tarde: Los nervios me corroen por dentro destrozando cada centímetro de mis entrañas, pensando que no te gustaré y teniendo miedo de que me gustes demasiado…o de que nada sea como pensaba o como sentía.

Viernes noche: Tu silueta dibujada en la puerta del hotel, me hace sentir mejor y te hago un amago de abrazo aun después de haber pensado que dos besos sería lo correcto…pero nunca hago lo correcto.
Verte con la camiseta verde a rayas negras me hace sentir más segura, porque un día dije que me gustaba.
Me sorprende tu sonrisa, porque no la había visto nunca y me gusta y me hace sentir bien, aunque esté pensando en que no se que decirte porque se me ha quedado la mente blanca como la espesa nieve.

Me gusta la cara que ponen mis amigos, porque me transmiten seguridad, se que la primera impresión les ha gustado (aunque ya llevaban dos semanas escuchándome hablar de ti cada 5 minutos).

Sentarme a tu lado en el coche, me hace sentir incómoda, porque me hace estar más cerca de ti y no se que estás pensando de mi o de ellos, o de la situación en general…y no saber que piensas me incomoda.

Sentarme a tu lado en esa mesa de madera enorme, ya no me hace sentir tan incómoda…supongo que es porque tu mirada me transmite confianza y me gusta…y porque me hablas mirándome a la cara y te sigo viendo sonreír.

Durante la noche, se me pasan muchas cosas por la cabeza mientras M. me dice que me lancé, que te gusto…pero yo no estoy tan segura, aunque creo que estás a gusto a mi lado, porque no paras de hablar conmigo y no te separas de mi lado.
Me gusta verte hablar con ellos, eso me hace sentir aun mejor, porque veo que te gusta relacionarte y que aunque estés cansado y realmente agotado eres capaz de aguantar el tipo.

Más tarde, de vuelta a casa, cuando mi cabeza ya no soportaba el peso de la cebada y ya se había liberado de toda la tensión acumulada, me apoyo en tu hombro para ver como reaccionas y para descansar.
Tu mano en mi cara me dice más cosas de las que te puedas imaginar.
Y que entres conmigo en casa, y que ella te salude sin reparos, que te guste mi habitación, mis paredes recién pintadas…escucharte hablar en mi ventana, verte sentado en mi cama…y tu boca, y tus manos y cada palabra y cada suspiro…
Tu olor me gusta, y tus formas, tus maneras…

Sábado mañana: Después de no poder dormir y de verte durante media hora con los ojos cerrados me siento bien.
Noto que me cuidas y que te importo, cuando me invitas a ese café y cuando me llamas desde el taxi.
Intento dormir después de hablar contigo, pero no me dejan, así que no tengo más remedio que irme a trabajar sin dormir.

Sábado noche: Verte en la puerta de mi trabajo hablando por teléfono esperándome, mientras un compañero de trabajo me está hablando de lo jodida que ha estado la tarde, yo pienso en como dejarle con la palabra en la boca, para poder estar a tu lado otra vez.

Tu coche me gusta, huele bien y estoy cómoda, me gusta como conduces.
Me gusta cenar contigo en casa y que juegues con ella…me gusta notar que A. también está cómoda a tu lado.
Se me queda grabada en la retina tu imagen con una de tus niñas y ver como la tocas… y aunque hay momentos en que no estoy presente y mi cabeza está nublada por la falta de sueño, escucho tus notas y veo tus manos moverse a través de sus cuerdas.

Tu habitación alquilada, el cojín, mi cojín, tú cojín…una botella de alcohol sin abrir, tu cama, tus cosas…tu tumbado en la cama y tu brazo aguantando mi sueño, me hacen sentir feliz.

Todo me hace sentir feliz y verte sonreír es aun más bonito que el cojín.
Escucharte hablar con el ojos cerrados y pensar en ello…me hace estar más cerca de ti.
Por un momento pienso en tu vuelta a casa y me entristece mucho porque no se exactamente que quieres y porque no se cuando volverás, pero aun así, vuelvo a estar bien escuchando de nuevo tu voz.

Domingo mañana: Desayuno de nuevo contigo, y al hora de la despedida se acerca. Me duele pensarlo.
Siento como si nada pudiera hacerme daño porque alguien está conmigo y me protege.
No me siento vulnerable, pero me siento como una copa de fino cristal a punto de romperse, es una sensación extraña.
Cada vez que tu mano acaricia la mía me estremezco, no me preguntes porqué.
Tus besos inesperados me recuerdan que estás bien conmigo y solo una sonrisa puedo dibujar para ti en esos momentos. A veces me siento como una niña idiota de 15 años, pero me gusta.

Escucharte hablar con Ana en casa me gusta, me gusta que te sientes a mi lado para comer y que me lleves al trabajo.
Salir corriendo sin despedirme no hubiera sido buena idea, pero se me pasa por la cabeza para evitar una despedida que esta cantada.

Salgo del coche y no dejo de volver la vista atrás, para ver la ultima sonrisa que me ha hecho feliz toda ésta semana como cada llamada tuya, como cuando me dijiste que podías estar 5 días sin verme ,pero 12 no, como cuando te escucho suspirar por teléfono y enfadarte hablando de cosas pasadas, igual que me gusta escucharte hablar de tu madre o del trabajo, y leer la palabra Bonita y Solete.

No dejo de pensar en mañana, cuando baje del tren y busque tu mirada, no dejo de pensar en como será el lugar en el que vives, y que besarte allí será muy especial para mi, porque es tu sitio.
Me daré cuenta de que no está tan lejos y eso me hará sentir que estoy más cerca de ti y estaré mejor.

Tengo ganas de abrazarte, de cuidarte, de escucharte, de besarte…y de saber que estás aquí.
Y no lo hago por ti, ya lo sabes…
Lo hago por mi, por lo que siento cuando estoy contigo y por lo que soy cuando estoy contigo.
Y me gusta ver que estás bien cuando estás conmigo, me gusta ver como sonríes, y me gusta escucharte decir que tus amigos quieren conocer a la persona que te ha devuelto a la normalidad…o mejor dicho, la persona por la que sientes cosas que te han hecho volver a ser quien eres.

No quiero pensar que puede llegar a pasar dentro de un tiempo, aunque reconozco que a veces lo pienso…pero solo quiero disfrutar de éste momento contigo, que los dos podamos ser felices mientras nos dejen vivir lo que queremos vivir…y vivir los días que se puedan con una sonrisa en la boca, porque tu sonrisa me hace sentir bien, porque TU me haces sentir bien, muy bien.

miércoles, septiembre 06, 2006

“Que si el mundo se acaba, te quiero a mis pies, rezándome de rodillas…”

Ésta frase, es de una poesía de un amigo (ya pagaré los derechos de autor, ya…) y se puede interpretar de muchas maneras distintas.
Yo la veo como, una mezcla entre egoísmo y posesión.
Algo parecido a “La maté porque era mía” o “Antes muerta que de otro”…
Patético.
Pero, aunque muchos de nosotros (gracias a no se qué) no seamos maltratadores en potencia, no hayamos asesinado a nadie, o no le jodamos la vida al prójimo dejándolo al nivel del betún…tenemos un punto de egoísmo y de posesión, dentro de nosotros, que en momentos clave sale a la luz.
No os ha pasado nunca, que habéis visto a vuestro novi@, marido/mujer o persona amada, charlando o coqueteando con alguien, o tal vez más ausente de pensamientos o de charla que de costumbre, y habéis notado como una serpiente maligna recorre vuestras entrañas hasta llegar al cuello y os ha ahogado hasta que habéis vomitado vuestra mierda?
Pues si, seguro que si…aunque hay gente que es capaz de hacer intercambios de pareja, o tríos, orgías y cosas por el estilo (totalmente respetables por mi parte), pero que yo, sinceramente, con la persona que quiero no podría hacer.

Supongo que si lo hiciera, esa serpiente se comería hasta el trozo de intestino más asqueroso que hay en mi ser.

Posesión, egoísmo…
Yo quiero hacer esto, yo quiero ir aquí o allá, yo quiero que “mi” chica me diga…yo quiero que “mi” chico me haga…yo quiero, yo quiero, yo quiero!
Está claro, que siempre se barre para casa…

Llevo dos semanas diciéndole que cuándo quiera hacer un café me llame…y después de estar dos semanas sin decirme ni mu, ahora quiere quedar para cenar el viernes.
Se ha enfadado, porque le he dicho que el viernes no puedo, que tengo cosas más importantes que hacer.
Y se ha enfadado!!!!

Me tendría que enfadar yo, cuando lleva dos semanas sin decirme ni buenos días?
Pues no, y él tampoco…pocas cosas nos unen ya, y solo una de ellas es suficientemente importante para que siga teniendo contacto con él.
La posesión y el egoísmo ya no tienen hueco en mi vida, y si queda algún resquicio, lo eliminaré rápido, no quiero más mierda en mi vida.

domingo, agosto 27, 2006

Para Jevi@ :****

Y entre la indiferencia y el pasotismo, mantengo mi mente ocupada para no pensar en lo que duele y distraerme inútilmente. Digo inútilmente porque, no hay día que no acabe paseándose por mi mente ideas o conclusiones que se me clavan en el corazón, dejando huella...aunque tengo que reconocer, que al día siguiente al despertarme, esa sensación desaparece...solo vuelve a mi al final del día. Supongo que es cuando tengo tiempo para relajarme y es cuando las obligaciones dejan paso a los pensamientos ocultos y a los sueños sin cumplir.
La música me hace reproducir esos sueños en notas que se escapan de mis dedos...en esos momentos en que ella y yo estamos solos, sin que nadie nos moleste y nos rodee, intento sacar lo más profundo de mí, para luego poder tocar sus cuerdas, acariciarlas y sentirlas entre mis dedos y que suene igual que suena mi corazón.
Y cuándo lo hace…esbozo una sonrisa sin ni tan siquiera ser consciente de ello, me hace un poquito más feliz.

Todo esto lo cuento porque parece que últimamente los fantasmas de mi mundo, de mi pasado van desapareciendo, emigran no se dónde, ni me importa…es como si alguien los asustara dejando solo paso a pensamientos felices, a situaciones y conversaciones agradables…y todo eso me hace sentir bien.
Puede que sea Ella quien hace que solo una sonrisa se dibuje en mi boca…o puede que sea yo quien quiera dibujar esa sonrisa cuando hablo con Ella.
Tal vez sea porque Ella escribió una vez que sería como yo quisiera que fuera…o tal vez sea porque en realidad es así.

De momento seguiré llenando mi cabeza de sensaciones y sueños que me hacen ser un poquito más feliz, porque ser feliz no es malo, porque ser feliz te hace sentir vivo, porque sonreír hace que me sienta mejor y si me siento mejor…todo irá bien.


Angie
P.D.: Arrepiéntete de lo que haces mal, no te arrepientas de lo que no haces

jueves, agosto 24, 2006

¡ Tócala otra vez !

_” Noto como mi nuca está empapada y se va encharcando el sudor hasta caer gota a gota por mi espalda, recorriendo mi columna hasta derramarse por mis caderas.
Tú me dices que me tumbe boca arriba porque quieres beber de mi ombligo, yo te obedezco sin rechistar; supongo que lo hago pensando en que me vas a hacer feliz por unos instantes. No, no es cierto, no son tan solo unos instantes, son muchos más…
Tu boca va probando cada centímetro de mi piel (aunque tal vez son milímetros), como si de una despedida se tratara.
Quiero tener tu presencia, quiero que estés a mi lado pienso yo…mientras tus labios siguen pegados a mi pecho y tus ojos clavados en los míos .
Y tu boca cada vez está más lejos de la mía No me crees, cuando te digo que la distancia es el olvido, no me crees y yo cojo tu cara entre mis manos y hago un ligero esfuerzo para comerte la boca Labios de fresa, sabor de amor, fruto de la pulpa de la pasión .
Él me susurra:
-Cuéntame al oído, que es lo que quieres que te haga-
Y yo sin saber si mirarle a la cara o derrochar todas las fuerzas que me quedan en decirle:
-Líame a la pata de la cama, no me dejes con las ganas de saber…-
Y antes de acabar de pensarlo, un escalofrío recorre mis lumbares hasta lograr ponerme la piel de gallina Opá, yo ví hasé un corrá …y siento como mi cuerpo se mueve sin control y solo puedo gritar:
-Acuariooooooooo, Acuaaaaaaaaario…-“-
Angie


Nota de la autora: Todo parecido con la realidad es pura coincidencia.

viernes, mayo 19, 2006

Amistades Peligrosas...

Hace tiempo que estoy convencida de que le conozco mejor que la palma de mi mano y las estrias de mi cintura, aunque tengo que reconocer (aunque eso hiera mi orgullo) que cuando me dijo que la chica que había detrás de la barra le daba morbo, me sorprendió...supongo que me sorprendió el hecho de que no sea físicamente parecida a sus ex novias, ni parecida a mi.
Núnca le he gustado (físicamente), aunque mi caracter le guste (por algo soy su amiga)...pero sé que cubriría algunas de sus necesidades básicas (me refiero al contacto físico) conmigo y con casi cualquier mujer que se le plante delante y le diga:
-Nene...ven aquí, que vas a saber lo que es una mujer!-
Sé que ese hecho me quita mérito, porque lo haría con cualquiera que entrara dentro de los cánones "normales" de la belleza (materialistas...).
Siempre he creído que conocía y sabía porque eran probocadas sus sonrisas y sus miradas...sus gestos o palabras, pero tambien diré que cada día que pasa las conozco menos.
Desconozco las intenciones de sus palabras (aunque algunas me hagan daño) y las de sus miradas (aunque muchas de ellas me vuelvan loca).
Sé que es difícil pensar cada día en que alguna noche de éstas podría disfrutar de sus abrazos, o tal vez de algun beso suyo.
Es difícil salir de trabajar y pensar que tal vez algun día venga a buscarme (sin avisar) o de que algun día me sorprenda con una conversación sobre "nosotros".
Lo único que hace es hablar sobre el trabajo, su situación económica y lo mucho de menos que echa a su última chica (aun no se si la echa de menos a ella o echa de menos que le quieran o querer a alguien).
Ayer le abracé (o al menos hice el intento), solo para que supiera que hay alguien que le puede abrazar sin la necesidad de que tenga que compartir su vida con ella (esa soy yo).
Quiero que sea felíz y que deje de llorar por las mañanas, quiero que sonría sin motivo y que diga sus chorradas típicas que siempre nos arrancan una sonrisa, quiero que encuentre a alguien que le de todo, y a quien él de todo.
Quiero que comparta su vida con alguien que le quiera con locura...pero a la vez me da miedo perder la relación con él (tal vez me de miedo no ser yo quién ocupe ese lugar).
No funcionaría, lo se...él no es ÉL, y yo no soy ELLA para él.
Pero...es un sentimiento que me da fuerzas y ganas, aunque él no lo sepa y ni tan siquiera repare en entender mi comportamiento o alguna de mis frases.
Igualmente, un amigo es un amigo...y él lo es de verdad, y eso no permite mezclar sentimientos ni posturas.
Hay cosas que se deben hacer y hay cosas que no se deben sentir.
Los hechos y los sentimientos tambien se censuran (muy a mi pesar).
Pero cuándo dice que esa chica que trabaja detrás de la barra le da morbo...me duele!
Tambien hay que censurar el dolor?¿?¿
Angie

lunes, mayo 08, 2006

¡¡¡¡ Y ÉSTA SOY YO !!!!

En primer lugar, quería agradecerle a “Ciudadano Cero” la presentación que ha hecho acerca de mi y de mi nuevo Blog.
Le pedí (si no era mucha molestia) que presentara éste nuevo espacio entre los espacios…¿porqué? Pues porque le tengo mucho aprecio y una enorme admiración (además de envidia), por como piensa, por lo que sabe, por como escribe y por como es (te lo tenía que devolver).
Es la única persona que he conocido cara a cara a través de los blogs y puedo asegurar que nunca me arrepentiré de ello.

¿Quién soy yo?
Pues…cómo bien dice mi “presentador”, una chica de Barcelona, que empieza una nueva vida.
Seguramente en éste blog leeréis poco sobre política, religión, leyes, estatut, guerras, hambre y cosas por el estilo.

Lo único que pretendo es contar las cosas (o mis cosas) a mi manera, con mis formas, a mi estilo.
Puede que escriba cosas que la gente me cuenta, historias inventadas, sensaciones, sentimientos, vivencias propias…
Puede que algún día que otro esté más triste de lo normal (no suelo estarlo) y puede que otros tantos esté pletórica y espléndida, con mi peculiar sentido del humor (fácil, por cierto).

¿Porqué Ángel con alas rotas?
Bueno…muchos dicen que soy un ángel, y yo pensaba que volando me comería el mundo.
Ahora me da la impresión de que ya no tengo alas, de que ya no puedo volar y de que el mundo me va a comer a mi…
Aunque reconozco que siempre acabo teniendo una sonrisa en la boca y que…aunque piense que todo esto, que la vida me queda grande, siempre sonrío y lo llevo con sentido del humor, mezclado con un poquito de esperanza y rebozado con muchos sueños por cumplir.

Y con esto y un bizcocho…hasta mañana a las ocho!!!

Angie

domingo, mayo 07, 2006

Presentación

Presentación en Sociedad
Queridos cibernautas, nace un nuevo blog.
Hagamos una presentación digna, ya que su dueña la merece:
Angie, 25 años, barcelonesa.
Si tuviera que explicar como es Angye, creo que tendría serios problemas: es verdad que es guapa, que es simpática, que sé que es una eficiente enfermera; pero diciendo todo esto, es evidente que me dejo tanto por decir de ella que es casi como si no hubiera dicho nada.
Explicaré como nos conocimos. Bueno, nos conocimos porque ella leía mi blog y un día se decidió a agregarme. Se puede decir que esa fue la manera en que nos conocimos; pero yo me refería a nuestro primer encuentro:
Recuerdo que llovía y que habíamos quedado en una cafetería-panadería de una calle bastante importante de una ciudad bastante mediocre y gris. Yo caminaba con mi paraguas y buscaba ese lugar donde me había dicho que nos veríamos. De repente, en la entrada de un taller mecánico, tres muchachas me miraban. Sí, una de ellas era Angie. Se despidió de sus amigas y nos tomamos un café. Como es evidente, y después de haberme sentido observado por tres mujeres, hablar cara a cara con ella era algo que no intimidaba. Pero debo añadir: buen mérito tiene también ese carácter afable y próximo que intenta hacer que todo el mundo se sienta cómodo.
Supongo que con lo que os he explicado no os hacéis una buena idea de quién es realmente esta tal Angie que hoy abre un nuevo blog. Yo os recomiendo que, para conocerla, os paseeis por este espacio para poder entrar poco a poco en su mundo; leer acerca de sus sentimientos, de Toya, de sus compañeras del trabajo, de sus amigos... es la manera más segura de empezar a conocerla. Estáis todos invitados.
Bueno, eso es todo; un servidor se retira de puntillas sin hacer ruido. Dejo el protagonismo a la que es la auténtica protagonista de este espacio.
Ha sido un placer para mí tener el honor de ser quien la presentara en sociedad.
Muchas gracias,
Ciudadano Cero.